Quiropraxia: Un poco de historia y otros consejos

En tiempos de estrés y en donde la rutina diaria puede provocar varios dolores de cabeza y lesiones musculares, hay que tener ciertos cuidados. Nuestro organismo es algo que debemos proteger de la mejor manera. Sin embargo, a veces hasta con un movimiento involuntario, podemos lesionarnos algunas partes del cuerpo. Por ejemplo, algunos segmentos de la columna pueden verse dañados, por algunos movimientos y desalinearse. Al producirse esto, presiona la delicada salida de los nervios entre las vértebras. Esto es lo que se conoce como subluxación vertebral. Es ahí cuando necesitamos la ayuda de un quiropráctico.

¿Por qué es tan importante esto? Cuando el paciente padece este tipo de dolencia, se centra en el dolor y no en la función que ese nervio debe cumplir y que no lo hace de manera correcta. Hoy en día se tiende a tapar el dolor como si fuera el problema principal, pero al hacer esto sólo se traslada el problema para más adelante. Es por esto que la quiropraxia apunta a la raíz del problema. Ahora, Anatomysalud te contará un poco más sobre esto.

Un poco de historia sobre esta disciplina

Todo se remonta hace unos 5 mil años. Hipócrates afirmaba que una o más vértebras pueden desalinearse y esto podría complicarnos la salud e incluso llevar a la muerte si no son ajustadas de la forma adecuada. El 18 de septiembre de 1895, Daniel David Palmer intentó socorrer al portero de su edificio, quien le comentaba que hace algunos años hizo un esfuerzo y sintió un fuerte ruido en su espalda y de a poco comenzó a perder la audición. Palmer lo revisó y encontró que en la base del cuello, entre las primeras vértebras dorsales , una vértebra no estaba correctamente ubicada. Fue así como la devolvieron a su posición original  y de a poco comenzó a recuperar la audición.

Palmer pensó que había encontrado un remedio para la sordera. Y aunque algunos estaban mejor, muchos le decían a Palmer que su audición no variaba, pero que comenzaron a sentirse más aliviados de su columna, se sentían con más vitalidad y que las dolencias en otras partes del cuerpo habían desaparecido. Entonces Palmer entendió que la columna incide en la calidad de vida de los pacientes y de esta forma comenzó a sentar las bases de esta profesión y junto a otro paciente acuñaron el término de quiropraxia, que viene del griego quiro (mano) y praxia (movimiento).

¿Existen riesgos?

Hay que tener presente que la quiropráctica  no pretende tratar enfermedades específicas. Se corrigen las deficiencias en el movimiento espinal y equilibran las subluxaciones, con el único fin de mejorar el sistema nervioso, factor fundamental si se quiere alcanzar un óptimo estado de salud. Por lo tanto, el beneficio que otorga esta práctica lo puede recibir cualquier persona, independiente de su edad o condición física. El cuidado quiropráctico es totalmente inocuo y efectivo.

Odoo text and image block

¿Para quienes está dirigida la quiropráctica?

Las contraindicaciones son relativas, ya que entendiendo que el cuidado apunta a mejorar la calidad de vida, todas las personas están en condiciones de recibirlo, independiente de su edad y condición física. Sin embargo, existen algunos cuidados lógicos que hay que tener como por ejemplo, en el caso de fracturas, fisuras o tumores vertebrales, que un profesional bien entrenado podrá subsanar. Todas las ventajas de este a tratamiento la pueden recibir deportistas, mujeres embarazadas, recién nacidos, niños y adultos en cualquier edad y condición.

Hay 0 comentarios

Escribe tus comentarios