Escoliosis en Niños como combatirla con Quiropráctica

La revisión Quiropráctica es esencial en la etapa inicial de la escoliosis, para prevenir su evolución y para corregirla en la medida de lo posible. El cuidado quiropráctico es un programa específico de ajustes que ayudarán a mejorar la función y la estructura de la columna y hará que se fortalezca el tejido blando que rodea la columna mejorándose la postura.

La escoliosis se caracteriza por una curvatura en la línea que forman las vértebras a lo largo de la columna vertebral, que en lugar de ser recta tiene una forma de S o de C. En el 65 % de las escoliosis la causa es desconocida (escoliosis idiopática), el 15% es congénito (de nacimiento) y el 10% aparece como un efecto de problemas neuromusculares y malas posturas.

¿Cómo puedo detectar una escoliosis?: Los padres pueden detectarla fijándose en que un hombro está más alto que el otro, si en una pierna el pantalón queda más largo que otro, incluso el desgaste de los zapatos puede darnos pistas. También a veces el dolor de espalda del niño o los dolores de piernas pueden darnos pistas de que hay algo que no funciona bien.

¿Hace falta esperar para comenzar a tratar la escoliosis?: Claro que no!!! Si dejamos que la escoliosis siga su curso normalmente la evolución es más rápida y la persona que la padece cada vez se va sintiendo peor. A veces esta espera lo único que conlleva son tratamientos agresivos, como los corsés ortopédicos o la cirugía, forzando a la columna a estar totalmente recta. El cuidado quiropráctico aparece como la mejor solución natural para la escoliosis.

¿Cómo me ayuda la quiropráctica si padezco escoliosis?: La espalda tiene cuatro capas de musculatura y para que el tratamiento sea efectivo en casos de escoliosis, se tiene que normalizar la coordinación del sistema muscular, por esta razón el masaje o las la utilización de corrientes no suelen ser eficaces por sí solos, por eso se debería incluir la Quiropráctica en el tratamiento de toda persona con escoliosis. Otra consideración es la alineación de la pelvis que muchas veces tiene desarreglos que afectan a la columna y pueden contribuir a la evolución de la escoliosis.

La Quiropráctica es recomendada para cualquier persona con Escoliosis, niño o adulto: La Quiropráctica se ocupa de corregir todo el sistema músculo esquelético que afectar a todo el movimiento de la columna. La escoliosis  es un peligro para tus niños hasta que llegue a su madurez, por eso la Quiropráctica corrige las tensiones musculares que actúan sobre la columna y los desarreglos en la pelvis y el sacro que son los cimientos de la columna. Los cuidados Quiroprácticos son indoloros y se pueden utilizar a cualquier edad. La Quiropráctica ayuda porque normaliza el sistema nervioso que es el que controla y coordina la tensión en el sistema muscular. De esta forma se establece una nueva dinámica para frenar la evolución de la escoliosis. Con los cuidados Quiroprácticos y algunos consejos de postura y ejercicio se puede mejorar mucho el trayecto de la escoliosis. Se trata, en primer lugar, de frenar su evolución en los casos de adolescentes y reducirlo si es posible. Para los adultos que tienen desviación la consideración no es que avance, sino la degeneración (artrosis) que ocurre por las tensiones mecánicas incorrectas sobre la columna.

Estudios certifican que la quiropráctica es la mejor opción para el tratamiento de la escoliosis: Un estudio publicado en Journal of Chiropractic Medicine en 2011, mostró que: “28 pacientes adultos que sufrían de escoliosis recibieron 6 meses de rehabilitación quiropráctica. Al final del tratamiento, se registraron mejoras en la curva de la escoliosis (ángulo de Cobb), el dolor, la respiración (espirómetria) y la discapacidad del efecto de escoliosis mejoraron.”, “El 80% de los pacientes con dolor crónico del hombro mejoraron con las sesiones quiroprácticas.” Y “Al menos el 70% de los pacientes logran reducción en el tamaño de las curvas. Aproximadamente el 15% de los pacientes de la escoliosis logran una total corrección.” ca

Entonces… ¿Qué esperas para ayudar a tus hijos con su escoliosis mediante quiropráctica?

Hay 0 comentarios

Escribe tus comentarios