Cuidado Quiropráctico durante el Embarazo

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer sufre una serie de transformaciones, el aumento de peso, el aumento de la laxitud articular y el estiramiento de los músculos, acompañado de dolor lumbar.

El aumento de peso y el crecimiento del bebé pueden traer como consecuencia molestias y dolores muy severos. Varios estudios científicos han descubierto que más del 50% de las mujeres embarazadas experimentarán dolor a nivel de la espalda baja en alguna etapa durante el transcurso de su embarazo.

Esto es más notable en las últimas etapas del embarazo, cuando la cabeza del feto ejerce presión hacia abajo justo sobre la zona lumbar, las piernas y las nalgas; ejerciendo presión sobre el área de salida de los  nervios ciáticos.

Durante el embarazo, el centro de gravedad de la mujer se desplaza hacia adelante en la medida que el abdomen va creciendo, incrementando así la presión sobre sus vísceras, sus articulaciones y la lordosis (curva lumbar), que intenta llevar el centro de gravedad hacia atrás, generando un aumento de la presión en las articulaciones lumbares y tensión en los músculos paravertebrales (músculos que sujetan la columna).

Odoo CMS - a big picture

Una mantención mensual con quiropráctica son fundamentales para fomentar el completo y adecuado desarrollo de este proceso ya que a través del cuidado Quiropráctico, se potencia la función adecuada del sistema nervioso, por lo que es una buena alternativa para mejorar su salud sin necesidad consumir medicamentos y sobre todo para aliviar el dolor lumbar.

El quiropráctico se encarga de ajustar la columna vertebral para poder aliviar el dolor y las molestias, transformando a ésta en una alternativa segura y natural. Los cuidados quiroprácticos también podrían ayudar a la futura mamá a aliviar los dolores provocados por algunas jaquecas, problemas en los hombros y malestares musculares causados por los cambios sufridos en su cuerpo.

No es menos importante realizar un control quiropráctico después del parto una vez finalizado un periodo post-parto de 40 días, ya que algunas articulaciones pueden quedar disfuncionales causando dolor o dificultades en el movimiento.

Hay 0 comentarios

Escribe tus comentarios