COMBATE LA FIBROMIALGIA CON QUIROPRÁCTICA

El dolor de la fibromialgia puede ser frustrante para muchas personas que padecen esta enfermedad, por lo que la quiropráctica se está convirtiendo en una opción eficaz y popular para el tratamiento de esta afección.

La fibromialgia es una enfermedad crónica que se caracteriza por dolor musculo esquelético generalizado, con una exagerada hipersensibilidad (alodinia e hiperalgesia) en múltiples puntos predefinidos (tender points). Habitualmente se relaciona con una gran variedad de síntomas, entre los que destacan la fatiga persistente, sueño no reparador, rigidez generalizada y  síntomas ansioso-depresivos. Se cree que su origen derivaría de un desorden neurológico a causa de desequilibrios neuroquímicos a nivel del sistema nervioso central que generarían alodinia e hiperalgesia generalizada.

El cuidado quiropráctico es esencial para los pacientes que sufren de fibromialgia con el fin de evitar que la columna y los músculos pierdan demasiado movimiento. Dado que la fibromialgia provoca que los músculos se tensen y pierdan parte de su flexibilidad natural, esto se traduce en una pérdida general de movimiento en la columna. La pérdida de movimiento de la columna provoca un reflejo neurológico que hace que los músculos se tensen aún más. Este círculo vicioso continuará y, con el tiempo, provocará un aumento del dolor y de la tensión muscular, pérdida de movimiento, más dificultades para conciliar el sueño y lesiones degenerativas de la columna vertebral.

Al realizar un cuidado permanente de la columna vertebral con ajustes Quiroprácticos específicos, promueves el buen funcionamiento de cada uno de los nervios periféricos que controlan los distintos grupos musculares, mejorando su activación y mejorando la capacidad de regeneración a través del control adecuado del sistema nervioso.

Odoo CMS - a big picture

Cada vez más pacientes con fibromialgia han decidido probar con la quiropráctica. La fibromialgia provoca dolor en diversos puntos sensibles de todo el cuerpo. Esto hace  que las personas sufran dolor de espalda, cuello, brazos y piernas. Los ajustes quiroprácticos son altamente efectivos  a la hora de aliviar los síntomas de esa desconocida afección.

La única solución posible es ajustar continuamente la columna y mantenerla en movimiento. No es extraño que las personas aquejadas de fibromialgia vayan a ajustarse la columna por lo menos una vez al mes para mantener todo el cuerpo relajado y con movilidad.

Numerosos estudios validan la eficacia de la quiropráctica en el tratamiento  de la fibromialgia, ya que quiropractica ofrece un gran alivio en un periodo corto de tiempo y ayuda a los pacientes con fibromialgia a disfrutar de una mejor calidad de vida.

Hay 0 comentarios

Escribe tus comentarios